ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA

Tabla de contenidos

alt=vista aérea de entre el cielo y la tierra

Introducción

La propuesta para el centro culturalWiñay Ayni Marka” se ubica en la ciudad peruana de Cusco. Entre el cielo y la tierra es la sensación espacial que queremos transmitir con nuestro proyecto. Es una línea de equilibrio entre diferentes culturas y geometrías, entre lo mundano y lo divino. Tomamos elementos de la arquitectura incaica y de la colonial, a fin de encontrar un punto de equilibrio y reconciliación entre ambos periodos. De esta forma, la geometría de los tejados a cuatro aguas y su organización en patios es referencia a la arquitectura colonial cusqueña, y las terrazas escalonadas y el tratamiento topográfico del agua al imperio incaico.

Buscamos dar respuesta a las necesidades físico espaciales planteadas por la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco. Para tal efecto, los espacios deben contar con las condiciones de confort espacial, funcionalidad, y flexibilidad necesarias. Este complejo arquitectónico multifuncional, contará con espacios de acceso público dedicados a la cultura y las artes. Y a su vez ofrecerá un espacio para la nueva Sede Técnica Administrativa integrada para la DDC-Cusco. Actualmente, no existe ninguna infraestructura de estas dimensiones para elencos artísticos, y expresiones culturales en la ciudad del Cusco, ninguna infraestructura acorde con las necesidades de la Gestión Cultural de la ciudad.

Estrategias entre el cielo y la tierra

En primer lugar, las estrategias espaciales que hemos utilizado son:

• Horizontalidad: La propuesta da prioridad a las líneas horizontales y busca generar el equilibrio entre la altura edilicia y la excavación.
• Patios Solares: Los programas se organizan alrededor de patios solares que reciben la luz y el agua desde el exterior.
• Espacio Público continuo: La Cota 0.00 cumple la función de espacio público continuo, a partir del cual se puede ingresar a los demás niveles públicos.
• Entre el cielo y la tierra: Los lucernarios de las cubiertas inclinadas, permiten que la luz ingrese al interior de los espacios “lo que sucede al exterior sucede al interior” y en la “acción reflejo”, los patios permiten que la vegetación ingrese dentro de los mismos “lo que sucede arriba sucede abajo”.

alt=vista interior de Centro Cultural WIÑAY AYNI MARKA

Organización espacial

El programa se ha organizado en sección entre el cielo y la tierra, según el esquema inicial de cota 0 como línea de equilibrio. Podemos distinguir entre:

  • Mundo Subterráneo (Cota -4.00, -8.00 y -11.00). Contiene los programas de aprendizaje del Centro Cultural, asociados con las artes, la expresión del cuerpo, las formas y el sonido. El suelo (pachamama) es tratado de la misma manera como lo haría el hombre andino, que cuando emprende un nuevo proyecto, sabe que alterará el equilibrio preexistente. Es por ello, que cuando se excava el terreno para albergar un programa cerrado o una plaza escalonada, se genera una “acción reflejo” por encima de la Cota 0.00 (eje de equilibrio entre el cielo y la tierra).
  • Mundo del Aire (Cota +4.00 y +8.00). Contiene los programas que se asocian con el conocimiento y el trabajo intelectual. Estos, han sido agrupados en “cajas” que “flotan” en equilibrio sobre la cota de espacio público. La Acción reflejo respecto a la excavación del suelo, genera las cubiertas escalonadas a cuatro aguas que contienen el cielo y lo hacen formar parte del edificio. Así mismo, patios y lucernarios, permiten el paso de la luz, del aire y de la lluvia a través de diferentes aperturas.

Ubicación

El terreno a utilizar para desarrollar la propuesta, se ubica en Avenida Huáscar N° 107, Distrito de Wanchaq Ciudad de Cusco. Asimismo, tiene una forma irregular y posee un área total de 8,800 metros cuadrados. 

Este Centro Cultural se ha concebido para acoger multitud de actividades, tanto culturales, de aprendizaje como administrativas. Con él se busca resolver la carencia de espacios para expresiones artísticas y culturales de la región. De igual modo, se plantea solventar dispersión y las inadecuadas condiciones que presentan actualmente las oficinas técnicas y administrativas de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco.

alt=vista aérea de entre el cielo y la tierra

Organización funcional, zona cultural

El proyecto se despliega en tres grandes núcleos funcionales. En el primer bloque, es donde se desarrollarán la mayoría de las actividades culturales, por lo que contiene los espacios e instalaciones necesarias por un Complejo Cultural contemporáneo. Encontramos en él, los talleres de danza, música, artes audiovisuales, estudio de grabación, sala de eventos, auditorio, filmoteca, biblioteca y documentación en otros medios. Distribuidos en cuatro niveles (desde el nivel -4.00 al nivel + 8.00), tienen acceso directo desde la escalinata exterior en la avenida Av. Huáscar, acogiendo al público de forma directa y llamando a integrar a la ciudadanía con las actividades relacionadas al arte.

El gran teatro

A pesar de ser considerado dentro del programa del complejo cultural, el gran teatro por su envergadura se ha desarrollado en un segundo bloque. En él se albergan todos los espacios necesarios para su funcionamiento. Entre los cuales tenemos, el vestíbulo, el teatro, zonas de artistas, zona de personal y espacios de trabajo técnico, distribuidos también en cuatro niveles (desde el nivel -11.00 al nivel +0.00). La sala principal del teatro, es el espacio protagónico del conjunto, con una capacidad para 1295 personas. Se accede a él a partir de la plaza ubicada en el nivel -4.00. Está compuesto por una gran platea (925 asientos) y un mezanine (370 asientos). El techo se inclina sobre el escenario para albergar la tramoya y los rieles de iluminación y de este techo cuelgan los paneles acústicos.

En este mismo bloque, pero ya en los niveles más elevados (+4.00 y +8.00), se ubican los espacios destinados al programa de la Sede Administrativa. Es decir, los servicios complementarios como salas de reuniones, salas institucionales, servicios generales, y algunas oficinas de los órganos en línea de la sede.

Zona administrativa

En un tercer bloque, ubicamos todo el programa destinado a la Sede Técnica Administrativa de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco. Entre sus usos, las coordinaciones de órganos de operación nacional, unidades de asesoramiento, unidades de apoyo en recursos humanos, relaciones públicas, unidades de apoyo en inversión y unidades técnicas dependientes del despacho directoral. El programa administrativo, se distribuye en seis niveles (desde el nivel -11.00, al nivel +8.00). Este bloque se concibe como un espacio modular organizado que alberga los programas que se asocian con el conocimiento, los cuales se agrupan en cajas, y flotan en equilibrio sobre la cota cero.

Igualmente hay que resaltar que los Servicios Complementarios, se encuentran integrados en dos bloques, con el fin de poder brindar las comodidades necesarias a todos los usuarios. Dentro del programa funcional de estos servicios, se encuentra el espacio destinado al estacionamiento múltiple. Este espacio, está contemplado para albergar el volumen de visitantes dentro del área del emplazamiento, al igual que para la logística de actividades culturales. Cuenta con 236 plazas dividido en dos niveles subterráneos (nivel -11.00 y nivel -8.00). Cabe realtar, que el nivel -8.00 se ha adaptado para que pueda alojar actividades culturales temporales de gran magnitud como ferias o encuentros culturales.

alt=vista interior 2 de Centro Cultural WIÑAY AYNI MARKA

Accesos y circulaciones

Una serie de espacios públicos permiten el acceso desde la calle a una primera plaza receptora que distribuye hacia el Complejo Cultural. Esta serie de plazas bajan hasta la cota -4.00 en la que se encuentra una gran plaza escalonada, como expansión de los talleres de danza y teatro. A su vez permite el ingreso a la Sede Técnica Administrativa y al Gran Teatro. El público puede acceder al segundo nivel de la Sede Administrativa a partir de una gran escalinata que parte desde la plaza de acceso. 

El acceso vehicular se da en la cota + 0.00, a través de una rampa que conecta con el nivel – 8.00. Aquí encontramos el estacionamiento polivalente en el que se pueden realizar ferias temporales. También se sitúa el acceso al escenario y los camerinos del teatro. En la cota -11.00 se encuentra el segundo sótano de estacionamientos, los archivos y depósitos de la sede administrativa, y el área técnica y de abastecimiento del teatro. 

Con respecto a las circulaciones, se cuenta dentro del edificio con cuatro núcleos de ascensores y escaleras ubicados estratégicamente. Dichas circulaciones se encuentran enlazadas con halles, pasillos, escalinatas y rampas, las cuales no solo tienen un uso funcional sino también de disfrute, permanencia y evocación de las plataformas en terrazas, presentes en la arquitectura de las construcciones incaicas.

Planimetría y superficies

UBICACIÓN:

Av. Huáscar N° 107, Distrito Wanchaq, Provincia Cusco, Región Cusco.

TERRENO M2:

8,800.00 m2

NÚMERO MÁXIMO DE NIVELES:

04 niveles en fachada

ALTURA MÁXIMA:

12.00 ml

ESTACIONAMIENTO:

236 200 / 225 plazas

ÁREA CONSTRUIDA EN PROYECTO M2:

27,211.79 m2

ESTACIONAMIENTO EN PROYECTO

236 plazas

Estructura de patios en equilibrio

Para oxigenar el complejo, se optó por desarrollar una serie de espacios abiertos que conectan e integran los tres bloques ya definidos. Son espacios públicos enlazados entre plazas, rampas y escaleras que distribuyen al público y a los usuarios a los diferentes programas culturales y administrativos del edificio. 

La propuesta da prioridad a las líneas horizontales y busca generar el equilibrio entre llenos y vacíos. Los programas se organizan alrededor de estos patios, en equilibrio entre el cielo y la tierra. Existen igualmente patios interiores que nacen desde los niveles de estacionamiento. Estos patios generan a manera de reflejo una abertura en las cubiertas a cuatro aguas y viceversa. 

A este efecto, le llamamos “acción reflejo” entre el cielo y la tierra, ya que las cubiertas y los jardines interiores tienen un comportamiento similar: llevar del exterior (luz, ventilación, vegetación) al interior del edificio. A su vez, los lucernarios de las cubiertas inclinadas, permiten que la luz ingrese al interior de los espacios. “Lo que sucede al exterior sucede al interior” y en la misma “acción reflejo”, los patios permiten que la vegetación ingrese dentro de los mismos “lo que sucede arriba sucede abajo”.

Los patios

En esta propuesta, encontramos diversos espacios públicos abiertos entre el cielo y la tierra:

1.- La escalinata de acceso. Parte del espacio público que el edificio cede a la calle. Esta plaza escalonada permite ingresar al 2do y 3er nivel del Complejo Cultural y evoca la geometría de las plazas escalonadas de la arquitectura cusqueña. 

2.- El patio de Música. Ubicado en la cota +/- 0.00, es un patio escalonado que sirve como plaza de distribución y como expansión de los talleres de música. En él los alumnos pueden realizar conciertos al aire libre. Esta plaza canaliza el agua de lluvia y capta los rayos solares.

3.- El Patio de Danza. En la cota – 4.00, es el patio más grande del proyecto y sirve de expansión para los talleres de danza. Al igual que el anterior, canaliza el agua de lluvia y sirve como patio solar. También tiene relación con el estacionamiento polivalente que se encuentra en el nivel inferior. Evoca a las grandes plazas centrales de los asentamientos Tahuantinsuyo y a los patios solares de la arquitectura colonial.

La arquitectura del agua

El agua de lluvia siempre ha sido un elemento condicionante en la arquitectura cusqueña. Desde la forma como los incas canalizaban el agua de lluvia y la conducían a través de sus templos; hasta los tejados inclinados de la arquitectura colonial. De la misma manera, el agua de lluvia en el proyecto, es conducida a través de las cubiertas y llevada hacia las plazas escalonadas, las cuales pasan de ser espacios secos a estanques de agua de acuerdo a las variaciones del clima.

Una red de canales de agua, espejos de agua y depósitos, recorren el espacio público de los 3 patios principales. El agua se convierte en un elemento activador de los espacios. La arquitectura se convierte en “receptora” de la naturaleza, entre el cielo y la tierra.