VIDA DIGNA Y RURALIDAD SOSTENIBLE

Tabla de contenidos

La propuesta se integra en el tejido del pueblo de Erustes como si siempre hubiera existido. El objetivo principal de la propuesta: brindar una vida digna a sus usuarios y generar una ruralidad sostenible.

Tanto la escala de las edificaciones como su geometría adoptan ese espíritu de “temblor delicado” de los pueblos de Castilla la Mancha. Se respetan los techos inclinados de teja y la materialidad de las fachadas tradicionales manchegas.

Una vida digna

La búsqueda de una vida digna para la tercera edad y una ruralidad sostenible para Erustes, son los principales objetivos del proyecto. Imaginamos un lugar donde disfrutar de la naturaleza, donde poder tener privacidad y sentirnos atendidos debidamente. Un lugar donde compartir y vivir con comodidad y alegría.

Las residencias de ancianos, como se han concebido en su gran mayoría en España, son ser lugares tristes e impersonales. Suelen convertirse en la última y única opción viable, que encuentran los familiares de estas personas para que sus mayores reciban los cuidados adecuados. Pero para las personas mayores, éste no es su hogar. Se sienten expropiados de su propia vida para ser “aparcados” en un lugar donde esperar la inminente muerte.

alt=Vivienda en Erustes - Servicios

Creemos que otras opciones tipológicas son viables, como el de las viviendas asistidas. En este complejo, tú tienes una vivienda que te pertenece y a la que te mudaste con tu pareja cuando os jubilasteis, para tener más comodidades. Para que te cocinen, para no tener que limpiar la casa, para conocer a más personas con tus mismos intereses y con tiempo libre. Un espacio para compartir en comunidad. Con forme pasen los años, seguramente tendréis que contratar más servicios asistenciales dentro del complejo. Pero serán servicios que se añadirán dentro de tu casa.

En España, tenemos una pirámide poblacional de base pequeña, y los adultos mayores representan más de la cuarta parte del total de la población (de 60 a 100 años). No podemos cerrar los ojos ante una realidad que afecta a la mayoría de las familias españoles con personas mayores a su cargo. No debería ser este un problema, sino una etapa más del ciclo natural de la vida. Una etapa más para disfrutar y poder vivir con dignidad.

Vida saludable

El complejo se ha diseñado con una red de jardines y rampas que fomenten el caminar. También cuenta con equipamientos deportivos, para incentivar el ejercicio físico de las personas mayores. Cada vez más valoramos la calidad de vida y llegar a una edad avanzada con una buena salud, debería ser una de las prioridades de todos nosotros.

Paisaje rural

A través de la propuesta, se recrea el ambiente de un apacible pueblo del interior, donde poder descansar alejado de las preocupaciones.
Las terrazas, los patios y las cubiertas inclinadas configuran este paisaje.

Reinventar una ruralidad sostenible española es seguramente uno de los mayores retos a los que se enfrenta esta sociedad, así como el de generar una vida digna para las personas mayores. El país está lleno de pueblos abandonados, que si bien están dotados de servicios básicos, cada día ven reducida su población activa, hasta desaparecer. Esta propuesta crearía puestos de trabajo en el pueblo de Erustes, y contribuiría a frenar esta despoblación.

Sostenibilidad

Se ha trabajado un diseño en favor de la eficiencia y el ahorro energéticos del edificio mediante protecciones solares, ventilación natural forzada con chimeneas solares, colectores solares y cubiertas vegetales.

También se incorpora el uso de energías renovables como la energía fotovoltaica y la geotérmica.

Zonas comunes

El complejo se organiza de una forma parecida a un apartahotel: con zonas comunes y departamentos de diferentes tamaños. En primer lugar, en el corazón del edificio se sitúan las zonas comunes. En él, encontramos un completo equipamiento de servicios comunes asistidos por personal especializado. Restaurante, enfermería, sala de masajes, lavandería, sala polivalente, sala de yoga, gimnasio, recepción, piscina…

Mi casa

En segundo lugar, los usuarios del complejo disfrutan de la privacidad de sus apartamentos. Estas unidades de alojamiento rodean las zonas comunes y se relacionan de forma directa con ellas. Es como estar en tu casa con muchos más servicios; y con una asistencia especial adaptada a tus necesidades.

Usos y circulaciones

La propuesta sitúa las zonas comunes en el interior de la parcela rodeadas por todas las viviendas asistidas. Esto permite una comunicación directa entre zonas privadas y semipúblicas a la vez que crea un sentimiento de comunidad.

Las circulaciones se dividen en dos flujos: los exteriores de acceso directo a las viviendas con núcleos de comunicación con ascensores preparados para transportar camillas; y las interiores que comunican las distintas viviendas con las zonas comunes.

Las cubiertas ajardinadas de las zonas comunes son lugares habitables donde pasear, hacer ejercicio, tomar el sol y disfrutar de la compañía de otros miembros de la comunidad al aire libre.

Planimetría

Con este proyecto buscamos reinventar una cotidianidad olvidada para un sector de la población invisibilizado, que se merece poder vivir con dignidad hasta sus últimos días. Los cuidados deben profesionalizarse y analizarse. No podemos dejar en manos de hijas y nueras que tienen a la vez a su cargo hijos y trabajos que mantener, la única responsabilidad del cuidado de sus mayores. Si les fallamos a nuestros mayores, nos fallamos a nosotros mismos. No querer ver el futuro que a todos nos depara, es un acto de irresponsabilidad colectiva infantil y absurda.

alt=plantas arquitectónicas de Viviendas Asistidas en Erustes