REFUGIO SOSTENIBLE EN FILADELFIA

Tabla de contenidos

Hemos creado un refugio que fuera sensible a los cambios del tiempo y de las estaciones, así como funcional (barato y fácil de construir).

Por una parte, queríamos crear un refugio que reforzara e intensificara las percepciones del medio natural de la reserva del Centro de Educación Ambiental Schuylkill. A su vez, era muy importante que el refugio se diseñara para que su construcción fuera lo más sencilla y barata posible.

Por ello, decidimos crear una estructura que a modo de puzzle 3D pudiera ensamblarse por cualquier persona con la ayuda de unas claras instrucciones gráficas. Estas piezas se diseñaron para que se montara el refugio en un fin de semana con la ayuda de 3 voluntarios.

Por último, todos los materiales utilizados para construir el refugio son reciclados (paneles de madera OSB y caucho reciclado en virutas). Desde el principio del proceso de diseño nos interesó buscar distribuidores locales y fijar un presupuesto real. 

PROYECTO GANADOR DEL 1ER PREMIO DEL CONCURSO

Ubicación del refugio

alt=ubicación del Refugio sostenible

Plano de sitio

El refugio sostenible puede estar ubicado en cualquier lugar, de acuerdo a la ubicación del resto de los refugios. De preferencia en un lugar plano que reciba un poco de sol y tenga espacio libre al rededor.

Proyección y percepción de los elementos naturales

Escuchar el sonido de las gotas de lluvia al caer, oler la humedad del suelo, sentir el susurro del viento, sentir el poder del sol…

Todas las experiencias personales y sensoriales sobre el entorno nos conciencian acerca de nuestra conexión con la naturaleza. Creamos un refugio para proteger a sus usuarios de las adversidades del clima al mismo tiempo que redescubren su propia percepción de los elementos naturales.

Al presentarse lluvia, el refugio se convierte en una fuente y el sonido de las gotas al caer, golpeando cada capa del refugio hasta llegar al suelo nos envuelve en su concierto.

En el momento que el sol brilla, los rayos se introducen por el lucernario central a modo de reloj solar.

Cuando el viento sopla, todas las aberturas del refugio lo hacen susurrar. El refugio nos protege de un viento fuerte, pero no nos aísla de él, se puede sentir el aire y entrever el exterior (no es hermético).

Concepto geométrico del refugio

Bajo la compleja imagen inicial de las estructuras orgánicas, sencillas reglas geométricas se esconden. En un contexto natural como el del Centro Schuylkill, hemos considerado el reto de pensar en procesos en vez de pensar en formas.

La forma del proceso

Es por ello, por lo que hemos diseñado un refugio partiendo de reglas programáticas, climáticas y constructivas.

Primer paso: fijamos el tamaño del panel. Tiene que ser fácil de transportar y manipular y una medida standard industrial.

Segunda etapa: los ensamblamos de forma poligonal en planta de modo que puedan contener a 4 personas durmiendo. La inclinación de los paneles los protegerá de la lluvia y del viento.

Tercer paso: una vez construida una capa poligonal solo tenemos que comenzar a ascender girando los paneles en torno al eje central para asegurarnos la trabazón entre ellos. Así se crean las paredes del cerramiento.

Cuarto paso: el movimiento ascendente se acompaña de una reducción del diámetro, de este modo se crea la cubierta.

Axonometría

alt=axonometría del Refugio sostenible

Vistas estacionales del refugio

Un refugio fácil de construir

Este refugio está diseñado para que pueda construirse entre tres personas y que puedan manipular fácilmente los paneles para ensamblarlos en su posición correcta. Casi todos los paneles tienen el mismo tamaño estándar de10’x 4’x 0,4’’que equivalen a 3m x1,2m x 1,6cm (se consultaron los tamaños en Filadelfia para realizar el diseño final y no desperdiciar madera). Tienen cortes preparados en lugares estratégicos para poder realizar las uniones entre los mismos por simple deslizamiento. Con unas instrucciones claras la estructura podría ser montada por personas no especializadas (filosofía Ikea).

Elementos constructivos

Proceso constructivo

1.- Cavar y preparar el suelo. Trinchera hexagonal horizontal. E: Entrada

2.- Ensamblar el primer nivel de tableros de OSB (protección especial). Montaje en dirección horaria.

3.- Extender una primera superficie de drenaje (capa de piedras). Cubrir con una segunda capa de virutas de goma.

4.- Fijar el marco izquierdo de la puerta a los tableros del nivel 1 (1a).

5.- Montar del nivel 2 al nivel 6 siguiendo la dirección que muestra el diagrama. Hay 3 tableros diferentes en cada nivel (los «a» deben ser fijados al lado izquierdo de la puerta y los «c» a la derecha).

6.- Adherir el marco derecho de la puerta. Deslizarla desde la parte interior hasta la parte exterior del refugio para unirla.

7.- Montar el nivel 7 fijándolo a la puerta para estabilizar al grupo de tableros debajo de él.

8.- Ensamblar del nivel 7 al nivel 12 siguiendo las formas triangulares como se muestra en el diagrama. Hay 2 tableros diferentes en cada nivel (los «a» deben ser fijados primero y los «c» sobre ellos).

9.- Asegurar el paraguas de bambú para cubrir el tragaluz (opcional cuando llueve).

Planimetría

alt=techo del Refugio sostenible
alt=planta del Refugio sostenible
alt=corte del Refugio sostenible

Materiales y sostenibilidad

Los materiales utilizados son materiales reciclados existentes en el mercado actual. El principal, el panel OSB, es un producto creado a partir de la compactación y cohesión de láminas de madera ya utilizada anteriormente. Para no desperdiciar material el tamaño de los paneles del refugio es la mitad del tamaño de las planchas estándar (fácil de transportar en una furgoneta). Los cortes necesarios para realizar las futuras juntas entre paneles se han hecho usando la tecnología de corte por control numérico (CNC) mediante láser en un taller de Filadelfia. De este modo se pudo trabajar desde España hasta el último momento, a través de Internet y por teléfono. Para cuando llegamos a Filadelfia para supervisar el montaje del refugio los paneles ya estaban cortados y preparados. Para los cantos se utilizó un tratamiento para protegerlos de la humedad.