Salud y construcción. Post 01. Formol y vivienda.

Pocos agentes químicos han tenido el éxito alcanzado por el formol (formaldehido). Las propiedades del formol son numerosas y la industria del formaldehido es una de las más influyentes dentro de la industria química. La mayor parte del consumo del formaldehido en el mundo corresponde a la fabricación de contrachapados de madera dura y paneles estructurales para exteriores de edificios, ya que las resinas de fenol-formaldehído soportan bien la humedad de la intemperie. El gran mercado del formaldehido lo conforman las resinas (termoestables) tipo urea-formaldehido, fenol-formaldehido y melamina-formaldehido. El formaldehido, aunque es un agente químico natural, que en mínimas cantidades forma parte del metabolismo de los seres vivos, es a su vez, en función de la dosis de exposición, un tóxico para la salud y aumenta el riesgo de padecer varios tipos de cáncer. El masivo uso del formol en materiales de construcción, mobiliario y pinturas ha conducido a incrementar estos riesgos para la salud en determinadas viviendas.

El formaldehido es volatil y forma parte de los contaminantes gaseosos del aire de interiores. La calidad del aire que respiramos condiciona nuestro estado de salud. Aunque todavía no se le ha dado la importancia que merece, la calidad del aire influye tanto o más en nuestro bienestar que la calidad del agua. Lo que ingerimos queda separado de nuestra sangre por una compleja barrera intestinal, pero los gases que respiramos entran en contacto directo con http://dvakotla.com.ua/ nuestra sangre, acompañando al oxígeno. Nuestra especie pasa cada vez más tiempo en interiores y los materiales utilizados en la construcción de viviendas no deberían no deberían entrañar riesgos para sus moradores. En este sentido, el Gobierno de Massachusetts encargo en julio de 2005 al TURI (Instituto para la reducción en el uso de sutancias tóxicas), que es un organismo dependiente de la Universidad de Massachusetts, la investigación de otras alternativas más seguras al uso del formaldehido. El  TURI examinó tres alternativas que están disponibles actualmente, entre ellas los paneles de resina a base de soja de madera contrachapada de Columbia Forest Products.

Suelo de bambú libre de formaldehido de Plyboo

La responsabilidad en el uso de materiales de construcción libres de formaldehido, debe ser compartida por profesionales y usuarios. La revista “ecohome” del Instituto Americano de Arquitectos promociona la Arquitectura Verde y propicia el uso de materiales ecológicos. Estos materiales no son necesariamente más caros y se espera crezca su comercialización en los próximos años. Algunas empresas pioneras ya están vendiendo materiales libres de formaldehido a sus competidores. A medida que el usuario tenga más conciencia de los riesgos para la salud del formol, el mercado se adaptará a sus exigencias y surgiran nuevos productos libres de formaldehido.

En el próximo post se detallarán algunos de los materiales libres de formaldehido que existen en el mercado de materiales de construcción.

Escríbenos