Una piscina natural es una piscina que utiliza un sistema de depuración natural para mantener la calidad del agua en lugar de utilizar cloro u otros productos químicos. Este tipo de depuración implica crear un ecosistema equilibrado y su mantenimiento dependerá del buen funcionamiento de la biofiltración mediante la acción conjunta de gravas, plantas acuáticas, peces y corrientes de agua.


Entre las ventajas:

Piscina silenciosa. El ruido que provoca la depuradora funcionando constantemente puede ser molesto en una piscina tradicional. Las piscinas naturales no requieren de bombas de agua obligatoriamente (aunque es conveniente crear corrientes de agua)

Se evita la irritación de piel, mucosas y ojos que suele producir la adición de productos químicos.

La piscina se integra en el jardín. Cuando tienes una piscina natural no solo tienes un lugar donde bañarte, has creado un ecosistema que alberga ranas, peces, atrae a pájaros y constituye una isla de vida.

–  No precisan cambiar el agua ni utilizar productos químicos ya que su limpieza se realiza de forma natural.

Piscina eco-friendly.

– Sensación de nadar en un lago natural.

Entre los inconvenientes:

Mantenimiento más complejo? Me pregunto hasta qué punto es fácil de mantener una piscina natural y si el equilibrio del ecosistema puede romperse o no fácilmente. Todo el que haya tenido un acuario se habrá dado cuenta de lo complicado que es a veces mantenerlo equilibrado (aparecen algas, el agua se vuelve turbia y no sabes por qué…). Me imagino que con un buen sistema de asesoramiento se podría solucionar este problema.  Sería interesante que la empresa que te instala la piscina también se comprometiera a  mantener la calidad del agua.

– Necesita una gran superficie. Un tercio aproximadamente como mínimo de la superficie de baño debe dedicarse a la zona de filtración por medio de plantas.

– En principio parece que requieren una mayor inversión. Aunque si tenemos en cuenta que realmente estamos también creando un jardín el precio no es tan alto. Tendríamos que comparar precios de piscinas + jardín. Adjunto precios de la empresa Quartanatura:


Existen varios tipos de piscinas naturales, en el más utilizado la piscina se divide en dos zonas, la zona de baño (2/3 aprox.) y la zona de plantas (1/3 aprox.) El agua es absorbida y filtrada por la zona de plantas y devuelta a la zona de baño a través de cascadas u otros canales.

La zona de plantas está constituida por gravas de distintos grosores que actúan de filtro y soporte para las raices de las plantas acuáticas y semiacuáticas. Al contrario de lo que se cree, la mayor parte de la depuración no la realizan las plantas macrófitas sino las bacterias que están adheridas a la grava y a las raices. Las raices de las plantas multiplican la superficie a la que las bacterias pueden adherirse, aumentando su número y optimizando el proceso de depuración.

El agua, una vez filtrada en la zona de plantas, pasa por un filtro ultravioleta que elimina las algas microscópicas. Cuando instalamos una piscina natural el aquilibrio biológico todavía no se ha establecido, esto provoca que el agua esté ligeramente turbia al principio, el filtro ultravioleta elimina las algas que crean esta turbidez, una vez la piscina ha logrado su equilibrio biológico el filtro ultravioleta se vuelve precindible.

El agua se devuelve a las piscina mediante arroyos, cascadas y juegos de agua, esto no es solo un recurso paisajístico, responde a la necesidad de oxigenación del agua antes de ser devuelta al vaso principal.

Es aconsejable tener peces de pequeño tamaño que son los enemigos naturales de las larvas de mosquito y otros insectos, si embargo el número de peces y su tamaño debe estar controlado ya que un exceso de peces provoca un exceso de detritos y el enturbiamiento del agua.

En la página de urbanarbolismo encontramos una descripción de los distintos tipos de piscinas naturales que puede ayudarnos a resolver muchas de las dudas planteadas, sobretodo en relación al mantenimiento del equilibrio biológico con mecanismos no exclusivamente naturales.

Tipo 1. Funcionamiento completamente natural.

El mantenimiento de la calidad del agua se realiza solo por medios naturales sin ningún tipo de mantenimiento ni energía eléctrica. Por un lado la profundidad de la piscina debe se mayor de 2m lo que crea una corriente de renovación entre la zona más profuna y las más expuesta, lo que evita la eutrofización y la aparición de algas. 2/3 de la superficie serán para plantación y el 1/3 restante será la zona de baño. Esto garantiza no utilizar ningún aparato o medio de control y limpieza.

El aga estará turbia cierto tiempo hasta que se alcance el equilibrio biológico, quedando perfectamente apta para el baño. Con el tiempo, se deposita lodo en el fondo y al nadar se remueve y se enturbia. Añadiendo una bomba limpiafondos eliminamos este problema.

Tipo 2. Ayuda a la circulación del agua.

1/2 de la superficie zona de baño y 1/2 zona de plantas requiere la circulación artificial del agua para mantener el equilibrio biológico. Una bomba programada lleva un máximo del 25% del agua de la zona de baño a la zona de regeneración cada 8 horas. Un lecho de grava y guijarros filtran por gravedad el agua que retorna a la zona de baño, ayudando a mantenerla clara sin aditivos de ningún tipo. La bomba puede funcionar con energía solar.

Tipo 3 – Piscina natural con Skimmer.

La reducción a 1/3 de la superficie de plantas acuáticas requiere una ayuda adicional en la limpieza de la piscina mediante un skimmer que filtra los objetos que caen a las piscina. Cada 6 horas se genera una corriente de agua en superficie que arrastra y recoge hojas y otros restos que floten en el agua. Al reducir la aportación externa de nutrientes reducimos sedimentos y eviatmos la eutrofización.

Tipo 4 -Piscina natural con sistemas de filtrado.

Para lograr rápidamente la transparencia del agua se utilizan diversos sistemas de filtrado: filtros de carbono, filtros ultravioleta… en la zona de regeneración de modo que el agua que devuelva a la piscina sea absolutamente transparente. En este caso también hay plantas pero hay mucha técnica a base de filtros y bombas. Dado que tienen que estar en constante funcionamiento los gastos de energía también son muy elevados.

En resumen, las piscinas naturales son un sustituto para los sistemas de tradicionales de depuración de piscinas, presentan inconvenientes fácilmente subsanables y muchas ventajas ecológicas, energéticas y de mantenimiento. Eso sí, no aptas para los que no les gusten las ranas.


Para obtener más información os dejo información sobre algunas empresas que se dedican a instalar piscinas naturales:

Leif Design

Five Valleys Natural Pools

Quartanatura Página muy completa. Información detallada. Ver las descargas (presupuestos, manual de mantenimiento, manual de plantas acuáticas)

Naturalpools espana, delegación de Biotop

Autoconstrucción

Aragrup

Abpaisajismo

Aguas vivas

Tratamiento natural del agua

Biostyle