Lo sostenible está de moda y vende. En principio, no tiene por qué ser algo negativo. Cuantas más personas estén involucradas en procesos sostenibles, mayor será el beneficio para todos, mayor el ahorro energético y la reducción de residuos contaminantes a nivel global. Tierra solo hay una y al final la repercusión de nuestros actos es una cuestión de números; de si lo hacen mil personas o miles de millones. Pero no por ello me dejan de inquietar ciertas disyuntivas semánticas en relación a la forma y fondo de las arquitecturas sostenibles. Ahora me explico. Surfeando por la web he encontrado un proyecto llamado “Biovivienda” de Rafael Martínez (imagen central) que se trata de una casa enterrada más o menos prefabricada. Los muros de contención están hechos con EHE-500 y puede ser construida en menos de 1 mes. Entonces me he acordado de Carlos Arroyo, arquitecto muy estimado por mi, y sus conferencias “Lobos con piel de mono”. Esta casa podría ser un buen ejemplo de lobo con piel de mono, una casa que utiliza una tecnolgía en cierta medida avanzada con una fachada de cortijo andaluz y una imagen aparentemente tradicional (eso sí, con una montaña vegetal encima).

Y este ejemplo me lleva a otra reflexión en torno al lenguaje de la arquitectura y la sostenibilidad. Porque conceptualmente, podemos decir que son igual de sostenibles las casas  cueva de la Sierra de Cazorla o de Granada (curiosa web de venta de casas en cuevas), que el proyecto de “Biovivienda” que la casa en Pembrokeshirede de Future Systems en Gales o la Cooper Point House de Mickey Muenning en California. Todas ellas utilizan el mismo principio básico de aislamiento por medio de tierra, de inercia térmica a través de masa. Y lo cierto, es que este principio, podríamos decir que es de los más antiguos de los pensamientos sostenibles que ha tenido el hombre en la historia de la construcción. Por todo ello, no acabo de tener muy claro qué debería inquietarme más, ni por qué me resultan tan inquietantes estas casas enterradas de “reja y teja” ¿Será porque no tienen tejado pero sí tejas? ¿Porque venden ahorro energético con un discurso de seguridad? (en el video explican que una de las ventajas de estas casas es que es difícil que te entren a robar)¿me deberían de inquietar igualmente los lenguajes futuristas en casas con conceptos sostenibles tradicionales? ¿realmente impone un cambio de lenguaje arquitectónico la aplicación de  principios de sostenibilidad o por el contrario estamos hablando de categorías independientes? Supongo que la mona me inquieta porque lleva pendientes de perlas y melena verde; “rejas y tejas” con una montaña vegetal encima.

“Biovivienda”

Según sus autores:

“Empleando un sistema modular de alta resistencia especialmente diseñado para ser concluido en tiempo record, inferior a 30 días y completarse con el mayor aislante térmico y acústico del mercado, la tierra, manteniendo una temperatura y humedad estable todo el año, rondando los 22 grados, fresca en verano y cálida en invierno generando un microclima en su interior que hace que no sean necesarios sistemas de calefacción o refrigeración adicionales, resistente a los desastres naturales como ninguna otra construcción y proporcionando a sus habitantes una seguridad sin precedentes frente a terceros.
Accesible por su economía es el producto más competitivo en el saturado mercado inmobiliario, superior en sus prestaciones y respetuoso con el medio ambiente se presenta como la alternativa inteligente para una nueva era en la que las soluciones tradicionales se combinan con la más avanzada técnica de construcción ofreciendo una vivienda de futuro hecha para durar y ser disfrutada como ninguna otra.
Cuando se concluyó el diseño y la estructura de la primera Biovivienda, se quiso romper totalmente con la idea original de la “casa cueva”, conservando solamente su esencia pero dando el salto a lo que se conocería como la vivienda del siglo XXI.
Por este motivo, además de una personalización total en cada modelo, se le dotó de todo lo necesario para satisfacer al más exigente de los propietarios.

Toda la vivienda permite la instalación de lo último en domótica.
Los sistemas de fontanería son de doble tubería flexible, por lo que en caso de fuga, se sustituye la instalación tirando de la vieja tubería sin necesidad de sanear el sistema.
El interior de la vivienda es, contra lo que se podría pensar originalmente, muy luminoso, y es que dispone de canalizaciones de luz natural regulable sin consumo adicional que trasmiten la luz exterior a todos los puntos.”

Cooper Point House de Mickey Muenning

Casa en Pembrokeshirede de Future Systems en Gales.

Casa con  una estructura metálica que contiene el terreno. Primeramente, Kaplicky y Levete excavaron el lugar y sobre el mismo tendieron una cubierta formada por una membrana de paneles contrachapados, con perfil aerodinámico, sobre la que se plantó césped. La estructura consiste en vigas de anillos de acero que sujetan el techo y eliminan, por tanto, la necesidad de columnas interiores. El frente de la vivienda es de vidrio soportado por una delgada estructura de acero inoxidable y con aireadores circulares que facilitan la ventilación de la vivienda abriendo la puerta principal o en combinación con la chimenea .